• logo linkedin
  • logo google plus
  • logo email
enfant, balançoire, ville, Brésil
París, 12 de abril de 2018 – Rémy Rioux, Director General del Grupo Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), presentó el día de hoy las cifras claves de la actividad del 2017 de la institución pública, que con compromisos de 10,4 mil millones de euros, continúa su crecimiento con un incremento de +11% de sus actividades en un año y de + 25% en los dos últimos años.

Estos montos inéditos responden a la voluntad del Presidente de la República “de que Francia esté a la altura del desafío del desarrollo. (...) Por lo mismo y desde el inicio de mi mandato, me comprometí a alcanzar al final de éste el 0,55% del ingreso nacional bruto, en términos de ayuda pública para el desarrollo. Es un compromiso firme, exigente. (...) Porque estos esfuerzos son la contribución francesa al éxito de todo un continente, de numerosos países, porque también son parte de nuestro éxito " (discurso de Uagadugú, 28 de noviembre de 2017).

Mientras que 70% de los Franceses de los cuales 71% de 15-25 años, son favorables al apoyo a los países en desarrollo, la AFD sigue incrementando el volumen de sus financiamientos para implementar los objetivos de la comunidad internacional (ODS, Acuerdo de París sobre el clima), ampliando su campo de intervención apoyándose más fuertemente en sus socios en Francia, en Europa y en el mundo. La AFD prosigue así el crecimiento del volumen de sus financiamientos acorde con el compromiso presidencial, confirmado por las decisiones del Comité interministerial de la cooperación internacional y desarrollo (CICID) del 8 de febrero de 2018.  

Descubrir los resultados anuales de la AFD 2017

Rémy Rioux, su Director General, descifra la estrategia de la AFD: « El año 2017 estuvo marcado por un crecimiento rápido y ambicioso de los financiamientos de la AFD. Hicimos énfasis en particular en el fortalecimiento de nuestra actividad llamada « no soberana », destinada a la sociedad civil, a las entidades territoriales, al sector privado del Sur, con una progresión de 30% y que representan cerca de 5000 millones de euros, pero también bancos de desarrollo nacionales y multilaterales, las instituciones europeas y las grandes fundaciones. Con 10,4 mil millones de euros en compromisos, la AFD continúa su trayectoria de crecimiento para acompañar las grandes transiciones de los países en desarrollo. A solicitud del gobierno, estamos definiendo un nuestra nueva estrategia para darle mayor fuerza y más claridad a nuestra acción y para contribuir al surgimiento de un mundo en común. » 

África sigue siendo la prioridad de la Agencia con 5200 millones de euros de compromisos en el 2017. Los compromisos "Todo África" de la AFD - la primera agencia en dejar de cortar a África en dos, entre África del Norte y África subsahariana – tuvo en el 2017 un crecimiento muy significativo para superar los 5000 millones de euros a escala del grupo, incluso las actividades de Proparco (+15% con relación a 2016). África concentra 50% del monto total de los compromisos del grupo AFD en los países extranjeros y 80% del esfuerzo financiero del Estado. La Alianza Sáhel, lanzada en julio de 2017 por Francia y Alemania a que se unieron otras siete instituciones financieras internacionales, le dedica asimismo esta prioridad estratégica. Sus miembros están llamados a movilizar 7500 millones de euros en 5 años. 
    
Con 1600 millones de euros en el 2017, las regiones de Ultramar, puente entre Francia y el mundo,  están de nuevo en el centro de la estrategia de la AFD que quiere contribuir a colocarlas a la vanguardia de la innovación para el desarrollo sostenible y mejor integrarlas en su entorno regional oceánico. En 2017, los compromisos se relacionaban con gastos de equipamiento e infraestructuras del orden de 42%, o sea 644 millones de euros de los 1600 millones movilizados.

La lucha contra el cambio climático y sus consecuencias se benefició con financiamientos de más de 4000 millones de euros en 2017, de los cuales 900 millones de euros asignados a proyectos de adaptación. Más de 1000 millones de euros fueron dedicados a las energías renovables en África en el 2017. La movilización internacional por el clima se vio reforzada en diciembre del 2017 con la cumbre One Planet Summit organizada en París, convocada por el Presidente de la República, evento en el cual la AFD estuvo estrechamente vinculada. Varios de los 12 compromisos adquiridos apelan a una fuerte contribución de la AFD, en particular: enfrentar los eventos extremos en los estados insulares (compromiso 1), proteger las tierras y recursos hídricos frente a los efectos del cambio climático (compromiso 2), o bien la movilización internacional de los bancos de desarrollo (compromiso 10).

Durante la cumbre, la AFD hizo pública su voluntad de convertirse en la primera institución "100% Acuerdo de París". Esto significa que la AFD se compromete a que en el futuro, todos los proyectos que apoya sean coherentes con las trayectorias de desarrollo bajo en carbono y resiliente de los países, y conforme a las disposiciones del Acuerdo de París, acompañarlos en su transición hacia la neutralidad carbono.

Cifras clave
  • 10,4 mil millones de euros de compromisos (+11%)
  • Fuerte incremento de la actividad destinada a las empresas, las entidades territoriales y a las OSC del Sur (+30%), especialmente vía Proparco, filial 100% dedicada al sector privado 
  • Fuerte crecimiento de los compromisos en África (+15%), en el marco de la alianza Sahel
  • 4000 millones de euros para el clima  
  • 1,6 mil millones de euros para Ultramar 
  • 752 proyectos con impactos concretos medibles: agua potable para 822 000 personas, 3 395 MW de energía renovables instaladas, escolarización de cerca de 400 000 niñas e incluso protección o restauración de 15 millones de hectáreas de espacios naturales.

El año 2017 también estuvo marcado por un rol internacional mayor confiado a la AFD, cuyo director general, Rémy Rioux, asumió la presidencia de la mayor red de bancos de desarrollo en el mundo, la International Development Finance Club (IDFC), que reúne a los veintitrés mayores bancos públicos de desarrollo nacional y regional con vocación internacional, de los cuales tres cuartos están ubicados en los países del Sur. Este club dispone de una capacidad financiera acumulada de más de 800 mil millones de dólares al año, de los cuales 160 mil millones de dólares para proyectos de lucha contra el cambio climático. Bajo la presidencia de la AFD,el objetivo del club es lograr un mayor reconocimiento internacional de manera que pueda contribuir muy activamente en la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, y multiplicar los proyectos concretos entre sus miembros. 

La AFD también le da importancia en explorar nuevos ámbitos para multiplicar en ambos sentidos los vínculos entre nuestros países y el Sur. Nuestra acción en el ámbito de la gobernanza presenta un rápido crecimiento con compromisos de más de 900 millones de euros en el 2017. La AFD también desarrolla sus actividades en los ámbitos de las industrias culturales y creativas, de la enseñanza superior, de la innovación y de lo digital, del social business, de la educación al desarrollo y a la solidaridad internacional. Recibió el encargo por parte del Presidente de la República de construir una plataforma de transformación a través del deporte, para acercar el mundo deportivo al del financiamiento del desarrollo, en aras de los Juegos Olímpicos de París en el 2024.

Conforme al mandato confiado por el CICID en febrero de 2018, la ambición del Grupo AFD es convertirse en la plataforma francesa de la política de desarrollo. Proparco, su filial del sector privado, incrementó sus autorizaciones de financiamiento del orden de 1400 millones de euros. Y a partir del 2019, el grupo integrará a Expertise France, la Agencia Francesa de cooperación técnica internacional, cuyas competencias van a reforzar la calidad de la oferta del grupo AFD destinada a nuestros socios del Sur. El objetivo es acoger y proyectar hacia los países emergentes y en desarrollo, todos aquellos que pueden aportar recursos, experticia y capacidades de acción.

La AFD, Institución financiera pública y solidaria, es el actor central de la política de desarrollo de Francia. Nos comprometemos en proyectos que mejoran concretamente la vida cotidiana de las poblaciones, en nuestros territorios de Ultramar así como en los países en desarrollo y los países emergentes, conforme a los objetivos de Desarrollo sostenible (ODS) y a las prioridades de la acción exterior de Francia. Presentes en 109 países vía una red de 85 agencias, hoy en día acompañamos más de 3500 proyectos de desarrollo.

La acción de la AFD en el 2017

Una acción en los cincos continentes:

  • 50 % de los compromisos financieros de la AFD en los países extranjeros (5200 millones de euros en 2017, o sea +15% en un año) van a África, prioridad de la acción de la Agencia que concentra el 80% de los medios presupuestarios otorgados por el Estado,
  • 20 % en Asia y el Pacífico,
  • 14 % en América Latina y el Caribe,
  • 16 % en el Cercano y Medio Oriente.

La AFD financia trayectorias de desarrollo sostenible que contribuyen a las cinco mayores transiciones en las cuales están comprometidos tanto los países del norte como los países del Sur: transición demográfica y social, transición territorial y ecológica, transición energética, transición digital y tecnológica, transición política y ciudadana. 

Soluciones que generan impactos positivos adicionales para las poblaciones. La AFD financió 752 proyectos de desarrollo en el 2017, es decir 77 proyectos suplementarios con relación al 2016. Estos proyectos van a contribuir en particular a :

  • reforzar la educación básica en Costa de Marfil y reducir las desigualdades; 
  • mejorar las condiciones de vida, de capacitación y empleo en el Líbano; 
  • asegurar el acceso al agua en Quito después de un fuerte crecimiento demográfico; 
  • apoyar la transición energética india a través de la electricidad de la ciudad de Jodhpur. 

Proyectos con impactos concretos medibles. En el 2017, los proyectos acompañados por la AFD tuvieron impactos positivos que permitieron:

  • un acceso al agua potable perenne para 822 000 personas ; 
  •  un acceso a la electricidad para  365 000 personas ; 
  • la protección o restauración de 16 millones de hectáreas de espacios naturales; 
  • la instalación de 3395 MW de energías renovables ;
  • la economía de 15 0003 de agua potable; 
  • la escolarización de 396 000 niñas.