Incubadora de salud África AFD infantil hospital
Ayudar a los sistemas de salud de los países en desarrollo a ser más eficientes respecto a las enfermedades crónicas, a la falta de personal o al déficit de información sanitaria: es lo que prometen las nuevas tecnologías de la salud. Foco sobre 5 proyectos que cuentan con el respaldo de la Agence Française de Développement

numero 1 En túnez, la telemedicina compensa los vacios médicos

Telemedicina de Túnez - Augustin Le Gall
© Agustin Le Gall / AFD



En Túnez, hay vacíos de tipo médico. En el centro del país, algunas zonas adolecen de una falta crónica de médicos especializados: cardiólogos, radiólogos, obstetras… Para corregir esta situación, desde 2016 la Agence Française de Développement (AFD) ayuda a Túnez a implementar una solución adaptada: la telemedicina.

 “La telemedicina permite que los especialistas de los principales hospitales situados a varios cientos de kilómetros efectúen consultas y diagnósticos de sus pacientes”, explica Anne Roos-Weil, responsable del equipo del proyecto Salud en la AFD.

El programa tunecino de digitalización de los servicios de salud que cuenta con el respaldo de la AFD recibió una subvención de 500 000 euros y obtuvo un préstamo de 27 millones de euros. Su propósito es reducir las desigualdades territoriales de salud en cinco ámbitos: cardióloga, obstetricia, perinatalidad, radiología y servicios de urgencia.

Además, esta herramienta permite reducir el transporte de los pacientes y el gasto que conlleva, así como las emisiones de gases de efecto invernadero”, observa Anne Roos-Weil. Los promotores del proyecto estiman que en tres años la disminución representaría cerca de 5 000 toneladas de CO2.


 
numero 2 En camerún, incubadoras para recién nacidos conectadas a internet

Camerún - Agencia Universitaria para la Innovación
© AUI



Camerún cuenta con menos de 100 incubadoras para más de 7 000 establecimientos de salud. Resultado: cada año, más de 20 000 mujeres pierden a su hijo prematuro debido, principalmente, a la falta de equipamiento adaptado. En ese país, un prematuro tienen 12 veces menos posibilidades de sobrevivir que en Europa.

La start-up camerunesa AUI Techno, con base en Yaundé, que ganó este año el AFD Digital challenge – lo que le permite recibir consejos, capacitación y una subvención de 15 000 euros – diseñó una incubadora neonatal conectada con la que pretende paliar ese problema. 

Dicho aparato integra un sistema de fototerapia, captores y una cámara que, gracias a una aplicación móvil, permiten que el médico siga en tiempo real el estado de salud del recién nacido. El especialista también puede programar la incubadora a distancia además de conocer la cantidad de aparatos disponibles.  Los datos se van a compartir con investigadores para mejorar la atención a los bebés prematuros en el futuro.

Totalmente fabricada en Camerún, esta incubadora promete ser menos costosa que el equipamiento disponible actualmente. Lo cual permitirá equipar a un mayor número de establecimientos de salud en Camerún pero también en otros países de África y sin duda de otros continentes.

 


numero 3 En kenia, el seguro médico en el teléfono

Kenia - CarePay - Nyasha Kadandara
© Nyasha Kadandara



En Kenia, hasta hace poco, 93% por ciento de los habitantes no tenían seguro médico. Sin embargo, actualmente los pacientes pueden contratar un seguro médico y pagar en un gran número de hospitales los servicios médicos que reciben gracias a un simple objeto: un teléfono celular.

Este servicio se ha hecho realidad gracias a la plataforma M-Tiba de la start-up keniana CarePay. Aprovechando las nuevas soluciones de pago a través del celular que hoy existen en África, el sistema permite que los kenianos paguen su consulta médica gracias a un código que activan por medio de su teléfono celular.

En la actualidad el sistema es utilizado por más de 4 millones de usuarios y cerca de 2 700 profesionales de la salud en Kenia. A principios de 2019, CarePay obtuvo un préstamo de 150 millones de shillings kenianos (1.3 millones de euros) de la Agence Française de Développement que le permitió extender su plataforma a 500 nuevos profesionales. Con base en ese éxito, CarePay prepara actualmente el lanzamiento de su servicio en otros países como Nigeria, Tanzania, India y los Países Bajos.

 

numero 4En burkina faso, concientizar sobre buenas prácticas de salud vía sms

Burkina - alloLaafia - GRET
© GRET



En la región de Gurma, en el este de Burkina Faso, en donde las tasas de desnutrición y de mortalidad infantil son sumamente elevadas, la ONG Gret implementó, con la ayuda de la AFD, un sistema que facilita el acceso de las familias a las informaciones de salud.

Su servicio AlloLaafia («Aló salud» en lengua moré) permite que las familias se suscriban a un servicio de SMS y de mensajes vocales con consejos personalizados sobre distintos temas de salud: buenas prácticas nutricionales, seguimiento del embarazo y del recién nacido, planeación familiar… “Esos mensajes los instan a hacer cita en el Centro de Salud cuando es necesario. Hay un mejor seguimiento de los pacientes”, indicó Gwenael Prié, responsable del equipo Proyecto Digital en la AFD.

Esta herramienta también les permite leer consejos de salud en un contexto más íntimo. Además, las personas allegadas, los niños, las abuelas o el marido también pueden acceder a la información”, añade. Sorpresa: entre los 25 000 suscriptores de la región de Fada N’Gurma en donde se ha implementado el sistema, 50 por ciento son hombres. Este nuevo medio de comunicación, que constituye un complemento a las tradicionales sesiones de información que realizan diariamente los agentes de salud locales, registra una amplia aprobación.   

 


numero 5En senegal, la ecografía en una maleta

Senegal - maleta - AMRef
© AMRef


La región de Kolda, en el sur de Senegal, cuenta con un puñado de ginecólogos para una población que rebasa los 800 000 habitantes. En esas condiciones, está de más precisar que las mujeres que habitan en las zonas rurales no los consultan con frecuencia.

Pero la situación está cambiando gracias al programa Cellal e Kisal de la AMRef, una ONG africana de referencia en el ámbito de la salud púbica. 

Este programa, financiado por la AFD, permitió crear una maleta de telemedicina equipada con un ecógrafo y así democratizar las consultas prenatales acercándose lo más posible al lugar de residencia de las mujeres embarazadas.

Esta maleta conectada ya se encuentra a disposición de varios centros de salud, y varias parteras ya han recibido capacitación para utilizarla. Las mujeres embarazadas de los pueblos de Kolda también pueden consultar para una ecografía cerca de su casa. En caso de duda relacionada con alguna imagen, ésta se transmite de inmediato por internet gracias a una llave de memoria 3G a uno de los cinco ginecólogos que participan en la operación, a fin de establecer un diagnóstico a distancia. La maleta también contiene material para realizar otras pruebas de salud: glicemia, detección del VIH….

“Por medio de esta maleta se puede solicitar la opinión de un especialista y obtener una respuesta rápida en caso de urgencia”, destaca Anne Roos-Weil. La posibilidad de contar con un seguimiento regular de su embarazo, que corresponda a sus posibilidades financieras, ha transformado la relación de las mujeres con el Centro de Salud. Un auténtico progreso.