• logo linkedin
  • logo email
Ecuador: Proteger la cuenca del rio Daule
La Agencia Francesa de Desarrollo, la ONG The Nature Conservancy (TNC) y el Fondo de Agua de Guayaquil (Fondagua) anunciaron la colaboración conjunta para el desarrollo de actividades de conservación y restauración de la cuenca del río Daule en Ecuador, uno de los dos principales afluentes del caudaloso río Guayas que conforma la mayor cuenca hidrográfica de América del Sur, así como el fortalecimiento del Fondagua.

Con una subvención de 300 mil euros en un periodo de 16 meses, este compromiso conjunto busca ayudar a garantizar la seguridad hídrica a largo plazo como un eje fundamental para el desarrollo económico y social del país.

De la cuenca del río Daule más de 4 millones de habitantes (alrededor del 28% de la población nacional) reciben su agua potable, comprendiendo así a 28 municipios, incluyendo la ciudad de Guayaquil. Esta zona es también un importante espacio productivo tanto para productos de exportación como banano, café, cacao, balsa y camarón, como para productos de consumo interno como arroz, maíz o ganado. Otros beneficios de la cuenca incluyen su biodiversidad, la generación hidroeléctrica, la pesca para consumo interno, transporte y espacios de recreación. 


El reto de la seguridad hídrica 

La seguridad hídrica es un reto monumental que no puede ser enfrentado por una sola persona o institución. Desde su creación en el 2015, el Fondagua ha implementado un Plan de Conservación de la Cuenca del Rio Daule, contando con los principales desafíos que son la contaminación y la sedimentación. La contaminación se produce por deficiencias el manejo de aguas servidas de las poblaciones asentadas en la cuenca y por malas prácticas agrícolas y ganaderas. La sedimentación es producto de la deforestación y la eliminación de vegetación ribereña. 

A través de este acuerdo de cooperación entre la AFD, TNC y el Fondagua como beneficiario final, se iniciarán acciones para contribuir a este Plan de Conservación, con la implementación de al menos 5.000 hectáreas de áreas de conservación y 500 hectáreas de restauración de riberas en sitios críticos. Asimismo, se fortalecerá las capacidades de Fondagua en términos de comunicación y de desarrollo de políticas públicas municipales para la protección de las fuentes de agua dulce. 

Este tipo de acuerdos que se enmarcan en la Gestión Integral de Recursos Hídricos, promueven acciones colectivas, amplias y sistémicas que ayudan a articular los esfuerzos de entidades públicas y privadas, universidades, organizaciones locales, nacionales y multilaterales.

Leer también