Brasil: Santa Catarina ya cuenta con tratamiento de aguas residuales

obreros, trabajos, Santa Catarina, Brasil, 394x700
América Latina Brésil
Santa Catarina
Brasil:
Santa Catarina ya cuenta con
tratamiento de aguas residuales
200 000
personas beneficiadas
500
kilómetros de alcantarillado añadidos a la red
9
plantas depuradoras creadas
Desde el 2012, la Compañía de Agua y Saneamiento de Santa Catarina (Casan) lleva a cabo un ambicioso proyecto para mejorar el tratamiento de aguas residuales en ciudades del interior de este Estado situado en el sur de Brasil. La iniciativa, que concierne a 200 000 personas, brinda beneficios múltiples ya que contribuye a preservar el medio ambiente, a reducir los gastos de salud y a valorizar el patrimonio turístico.

En las calles adoquinadas del barrio popular de Nossa Senhora Aparecida en Curitibanos, se han abierto profundas zanjas. Los obreros instalan ahí el nuevo sistema de alcantarillado urbano. A partir de principios del próximo año, las aguas residuales serán tratadas directamente en la nueva planta depuradora que se construye actualmente en la parte alta de la ciudad. 

Al igual que otras 16 municipalidades del interior del Estado de Santa Catarina (regiones del río do Peixe y del litoral Centro-Sur), Curitibanos es beneficiaria del Programa de Saneamiento Ambiental para ciudades medianas (30 000 a 40 000 habitantes) que la Casan lleva a cabo desde el 2012 y que la AFD financia con 100 millones de euros. El objetivo es instalar, de aquí al verano 2019, una red de alcantarillado que tendrá como primera meta colectar del 20% al 50% de las aguas residuales -500 kilómetros en total, 40 000 conexiones para beneficio de 200 000 personas, así como nueve plantas depuradoras.

Este programa forma parte de un proyecto global de saneamiento en toda Santa Catarina. En el caso de las demás regiones, este tipo de proyecto es financiado por el gobierno brasileño y por otros organismos internacionales. A pesar de ser el quinto estado más rico de Brasil en términos de PIB por habitante, Santa Catarina se sitúa apenas en el lugar 16 (de 27) en materia de tratamiento de aguas residuales (15% de la población contra 55% para la media nacional). Cuando finalicen todos los programes actualmente en curso, Santa Catarina espera situarse en el top 5 brasileño con una cobertura de 45% de la población.

trabajos, agua, saneamiento, obreros, Santa Catarina, Brasil
mujer, panaderia, Santa Catarina, Brasil
Doña Janete y el futuro de sus hijos
“Si no invertimos, no habrá futuro para nuestros hijos”. Doña Janete Fátima Rosa de Lima tiene una pequeña panadería en Curitibanos. A pesar de las numerosas molestias ocasionadas por las obras de instalación de la nueva red de alcantarillado de la ciudad (lodo, polvo, ruido, calles cerradas al tránsito, cortes en el suministro de agua…), la comerciante reconoce que es algo necesario.

“La gente con pocos recursos como nosotros es la que más sufre de las consecuencias de una falta de saneamiento: los niños enfermos, las inundaciones… Hay que hacer sacrificios, pero después todo será mejor”, destaca.
alcalde, Santa Catarina, Brasil
José Antonio Guidi, un alcalde que se preocupa por el futuro
Un rezago de cincuenta años. Para José Antonio Guidi, alcalde de Curitibanos, cuando las ciudades medianas como la suya crecieron, “el acceso al agua y saneamiento debieron haber sido prioridades”. Como resultado, asegura, su municipio registra una de las peores tasas de desarrollo urbano de Santa Catarina. Por eso también es el municipio que ha recibido la mayor inversión financiera del programa de la Casan (10 millones de euros), que le permitirá efectuar “un salto significativo en relación con las demás ciudades del país”.

Aunque el impacto del saneamiento se percibirá únicamente después de que termine su mandato, José Antonio Guidi se siente satisfecho de dejar un legado positivo, en especial en términos de salud pública y de medio ambiente. “Es como la educación, se piensa a futuro y no sólo en el periodo de nuestro mandato, se busca transformar una sociedad para brindarle un mejor marco de vida”.
mujer, maquina, trabajos, Santa Catarina, Brasil
Luciana Franca da Cruz, un importante trabajo de pedagogía.

Todos los habitantes del Estado de Santa Catarina no son tan conscientes de la situación como lo es Doña Janete. A diferencia de lo que sucede con el acceso al agua, el saneamiento no es algo visible y su instalación, con las imponentes obras que requiere, al igual que su costo, pueden generar incomprensión. En Curitibanos, la trabajadora social Luciana Franca da Cruz es la encargada de despejar las dudas de los habitantes, en especial de los de menores recursos.

La joven mujer indica que los habitantes se focalizan principalmente en el tema financiero. “La pregunta que hacen de manera reiterada es: ¿cuánto nos va a costar?”, explica. Las autoridades municipales estiman que el monto de la factura del agua se duplicará y pasará aproximadamente de 10 a 20 euros al mes. De modo que además de la prevención de enfermedades, la preservación del agua y del medio ambiente, Luciana Franca da Cruz no duda en incluir la valorización de las propiedades inmobiliarias entre sus argumentos favorables.
Plantas depuradoras de alta calidad

El proyecto de la Casan incluye nueve plantas de tratamiento de alta calidad. La mayoría son modelos compactos, dependiendo del tamaño de la ciudad. En la actualidad tres de ellas ya se encuentran en funcionamiento. Una desde hace dos años, en Chapeco. Otras dos desde finales del año pasado, una en Canoinhas y la otra en Braço do Norte. 

 

travaux, station épuration, Santa Catarina, Brésil
© Zuleika de Souza / AFD

 

En Curitibanos, la obra de la futura planta depuradora, más grande que las demás instaladas en el Estado, avanza a buen ritmo. Inició en junio de 2016 y se prevé que concluya el próximo mes de noviembre. “El 40% de las aguas residuales serán tratadas lo que permitirá obtener un agua pura en un 95 a 98%”, explica Marcio Rosa, uno de los ingenieros de la construcción. Problema menor cuando se conoce la situación presente: “Actualmente, la mayoría de los cuerpos de agua de la ciudad están contaminados”.

rio, natureleza, Santa Catarina, Brasil
Un saneamiento con múltiples impactos

El saneamiento no tiene tanto impacto en términos de imagen como el acceso al agua. No obstante, sus beneficios a largo plazo serán múltiples para Santa Catarina, con importantes ventajas económicas. En primer lugar, reducir de manera significativa el nivel de aguas residuales vertidas a la cuenca hidrográfica del Estado tendrá un doble efecto: un rescate ambiental de los cuerpos de agua y del litoral con la consecuente valorización de su potencial turístico.

Los males que genera la contaminación del agua son numerosos y afectan principalmente a las clases más desfavorecidas que a menudo viven muy cerca de los cuerpos de agua. Si estuvieran más limpios, los lugareños estarían menos expuestos a las enfermedades y se reducirían los costos de salud pública. José Antonio Guidi estima que, de la misma manera que Curitibanos, las ciudades de Santa Catarina podrían entonces destinar sus recursos a otros sectores en dificultad: “Esas reducciones de gastos serán para beneficio de la educación o de las infraestructuras”.