• logo linkedin
  • logo email
default image
La Agence Française de Développement (AFD) apoya con 5.3 millones de euros al Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP)en su lucha contra la pandemia de Covid-19. En concreto, se han entregado 76 respiradores y 180 000 equipos de protección y de material para aplicar pruebas de diagnóstico.

Antes de que surgiera la pandemia, en julio de 2019, la AFD había otorgado un préstamo de 24 millones de euros al gobierno cubano para fortalecer las capacidades de tres instituciones de salud: el Instituto Pedro Kouri (IPK -que actualmente encabeza la lucha contra el Covid-19), el Instituto de Nefrología (INEF) y el Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología (INHEM).

En mayo de 2020, a raíz de la urgencia relacionada con el Covid-19 y a demanda del MINSAP, la AFD aceptó reorientar una parte del financiamiento previsto para permitir la compra urgente de material de protección y de respiradores destinados al IPK y a los hospitales de las provincias más afectadas. 


Agilidad en la urgencia

Según el doctor Durán, Director de Epidemiología del MINSAP y Jefe del proyecto AFD, “la adquisición de esos equipos permite cubrir varias necesidades urgentes, la de garantizar la protección del personal médico por una parte y la de asegurar la atención en salas de reanimación para los pacientes en estado crítico o grave por la otra, lo cual corresponde al plan de prevención y de control del Covid-19 de nuestro país. En ese sentido constituye una ayuda importante para luchar contra la pandemia”.

Para el embajador de Francia en Cuba, Patrice Paoli, “gracias a la Agence Française de Développement, fue posible brindar ayuda de manera urgente a nuestros socios cubanos en la lucha contra la pandemia de Covid-19. Lo que refleja lo estrechas que son nuestras relaciones y nuestra solidaridad. Además, con el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri, el Instituto de Nefrología y el Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología proseguimos con el trabajo estructural a largo plazo para desarrollar sus capacidades”.

En 2020, la AFD prevé aumentar aún más su apoyo al MINSAP, en especial a través del financiamiento de un proyecto de asociación con el Instituto Pasteur, en colaboración con el Instituto de Investigación en Salud, Medio Ambiente y Trabajo (IRSET) y la Escuela de Altos Estudios en Salud Pública (LERES), y mediante una subvención de la Unión Europea destinada a incrementar el volumen de equipamientos financiados. Por otra parte, la AFD también trabaja con el Instituto FINLAY en la preparación del financiamiento de un proyecto orientado a impulsar sus capacidades de investigación y de exportación de vacunas.


La salud, pero no únicamente

Además del apoyo al sector salud, desde finales de 2016 la AFD también ayuda al gobierno cubano a renovar sus infraestructuras (agua, saneamiento, transportes) y a emprender su transición hacia un modelo económico sostenible por medio de la promoción de prácticas agrícolas sostenibles (ganadería, banco verde) y el desarrollo de energías renovables (biomasa, eólica). Sus inversiones en Cuba ya suman más de 100 millones de euros y tiene previsto aumentar sus financiamientos en los próximos años.