• logo linkedin
  • logo email
Visuel standard (Ne pas modifier ! À retirer avant de rajouter votre visuel)

Cincuenta años después, el metro de México aspira a renovarse: la Ciudad de México y el gobierno mexicano desean que la infraestructura recupere su lustro de antaño. Construida por una filial de la RATP, la línea 1 fue inaugurada en septiembre de 1969 y colocó a México a la vanguardia de la modernidad: en ese entonces se situó como la segunda ciudad en el mundo que contaba con un metro equipado de neumáticos. En la actualidad, con 11 líneas y 200 kilómetros de vías, la red del metro requiere una importante rehabilitación. 

La Agencia Francesa de Desarrollo apoya esta operación de gran amplitud: en el verano de 2019 encargó a la empresa francesa Systra una misión de consultoría en la STC, operador de la red del metro capitalino. Objetivo: evaluar las condiciones necesarias para lanzar la renovación de la línea1, prevista para ser el tramo piloto de todo el proyecto de modernización.

Este diagnóstico hizo evidente la complejidad de una obra que se planea terminar en 2024. El contrato vinculado a la rehabilitación de la línea 1 está abierto a las empresas internacionales y representa 26 000 millones de pesos, o sea 1 240 millones de euros. Incluye la renovación de las vías, de la señalización y del sistema de suministro eléctrico, así como la adquisición de treinta nuevos trenes.

Al final, con la modernización del metro mejorarán de manera considerable la seguridad y la comodidad de los usuarios, así como aumentará la frecuencia de los trenes. Para la AFD, este proyecto constituye una oportunidad de valorizar a la ingeniería francesa además de corresponder a una reflexión global que ha emprendido junto con las autoridades municipales y gubernamentales en torno a los retos de movilidad: en la capital mexicana, sumamente densa y sujeta a picos de contaminación, el propósito es promover la intermodalidad pero también las movilidades limpias, como la bicicleta o la electromovilidad. 

Lo más leído